Te contamos cómo avanza internet

Leemos mucho para seguir aprendiendo y aquí lo compartimos contigo.

Aplicaciones móviles a debate: ¿Qué opciones tenemos?
13 Jun 2017 13 Jun

Aplicaciones móviles a debate: ¿Qué opciones tenemos?

13 Jun 2017 13 Jun

Es sabido por todos que el smartphone se ha convertido en la principal herramienta de trabajo y ocio, sustituyendo a ordenadores de sobremesa y laptops de forma gradual e inexorable.

Esta nueva realidad ha generado una demanda de soluciones tecnológicas centrada en el mundo de la movilidad, llegando al punto de que si la solución a desarrollar no contempla como factor clave su distribución a través de los dispositivos móviles, generalmente estará abocada al fracaso. Aun así no todas las soluciones planteadas son equiparables, siendo el tiempo y el coste del desarrollo del servicio algunos de los factores clave que se suelen tener en cuenta.

Desde mi punto de vista, esto suele ser un error de concepto tanto por el desconocimiento de las herramientas como el de las tecnologías que se utilizan a la hora de desarrollar una solución tecnológica de movilidad. El objetivo de este artículo es arrojar un poco de luz a las distintas alternativas que existen, así como aclarar las principales ventajas e inconvenientes de cada solución.

El primer punto a tener en cuenta es que no todo desarrollo de movilidad implica la necesidad de desarrollar una aplicación móvil instalable, sino que se pueden desarrollar soluciones que funcionen a través del navegador.

En este sentido existen las web Mobile First, que aunque puedan parecer páginas web tradicionales, son desarrollos que incluyen un diseño orientado totalmente al dispositivo móvil, o las nuevas web apps de Google que pretenden añadir funcionalidades tradicionalmente pertenecientes de las aplicaciones móviles a las páginas web.

La principal ventaja de esta solución es que no es necesario descargar ningún archivo instalable y que por lo tanto no ocupa espacio en nuestro dispositivo. Además, el navegador es multiplataforma, con lo cual un único desarrollo nos posibilita dar servicio a todas las plataformas del mercado. Hay que tener en cuenta que muchos usuarios son reacios a instalar nuevas aplicaciones en sus dispositivos, por lo que éste tipo de solución es especialmente indicada para desarrollos que no requieran muchas funcionalidades hardware, y premien su facilidad de difusión así como la penetración de mercado.

En el otro lado de la balanza tenemos las aplicaciones móviles tradicionales, que son descargables a través de las  tiendas de aplicaciones (App stores). Estas aplicaciones tienen unas funcionalidades más extensas, pero tienen el inconveniente de requerir una instalación en dispositivo y requerir una versión concreta del mismo así como espacio libre de memoria.

Dentro de las aplicaciones instalables y de forma independiente al cliente final, hay dos tipos de aplicaciones que se dividen en base a la forma de desarrollar las mismas: aplicaciones híbridas frente a aplicaciones nativas.

 

 

Las aplicaciones híbridas

Una aplicación híbrida es una aplicación que se desarrolla de forma genérica y que luego se adapta a un tipo de plataforma. Es decir, que con un desarrollo de una aplicación híbrida, podríamos tener una aplicación móvil tanto para Android como para IOS. Normalmente, esto se suele tomar como una ventaja a la hora de hacer el desarrollo porque los tiempos de desarrollo se reducen a la mitad frente a las nativas, y los costes asociados a los mismos, así como los posibles mantenimientos son mucho más baratos.

Es aquí donde surgen la mayoría de las dudas, puesto que hay que poner sobre la mesa los inconvenientes de las aplicaciones híbridas sobre las posibles ventajas de las mismas.

Desde mi punto de vista, la experiencia de usuario y fluidez de uso son claves a la hora de que un usuario de la aplicación se sienta cómodo con la misma y no termine descartando la aplicación o desinstalándola del dispositivo. 

Precisamente, el precio que hay que pagar a la hora de desarrollar aplicaciones híbridas con menor coste y menor tiempo de desarrollo es justo ese, la experiencia de usuario. Normalmente son aplicaciones menos ambiciosas en cuanto a las funcionalidades hardware requeridas, y se suelen quedar en un punto intermedio entre lo que serían las soluciones Mobile First y las aplicaciones nativas.

¿Y qué son las aplicaciones nativas?

Una aplicación nativa es un desarrollo a medida para una plataforma específica, que se desarrolla utilizando las herramientas que el propio creador de la plataforma ha puesto al servicio de los desarrolladores. Esto quiere decir que las soluciones nativas están siempre 100% adaptadas al dispositivo en el que se instalan, pueden acceder a todas sus funcionalidades y cuentan con el mejor rendimiento y experiencia de usuario posible.

Como punto en contra, al ser desarrollos a medida, este tipo de solución requiere un mayor tiempo de desarrollo con el consecuente coste añadido; aunque personalmente creo que se pueden llegar a hacer desarrollos a medida que sean competitivos frente a los desarrollos híbridos.

A pesar de que me decanto por los desarrollos nativos frente a los desarrollos híbridos; es necesario que cada caso sea estudiado de forma independiente y que toda regla tiene su excepción. Es por esa razón que la fase de consultoría es fundamental antes de plantearse qué solución se va a implantar, y la opción elegida dependerá de las necesidades del cliente así como de las expectativas del mismo.

 

Dejanos tu opinión

Security code Refresh

Certificados como:

Nuestros partners:

Súbete a la ola de la Transformación Digital
Recibe las últimas novedades en tu email y no navegues a contracorriente.
No es un email valido
Captcha no válido
Acepte los terminos
 
¿Necesitas nuestra ayuda?
Déjanos tu número de teléfono y nosotros te llamamos.
Número de teléfono no válido
Captcha no válido
Acepte los terminos

Copyright © 2016 Merkatu Interactiva S.L.